Sunday

Sándwich de berenjena

Se corta la berenjena en láminas, se sala y se dejan las rodajas dispuestas en un colador durante unos minutos para que saquen el agua de vegetación. Se lavan, se secan y se fríen en una sartén con muy poco aceite. Cuando las rodajas están doradas por los dos lados, se le va colocando por encima a cada una un trozo de queso que funda fácilmente, y cuando el queso empiece a fundir se apartan las rodajas en un plato y se dejan enfriar. Para montar el sándwich: untar los dos panes con queso filadelfia, añadir las rodajas de tomate y las de berenjena. El toque: encima de las rodajas de berenjena se puede añadir un poco de aceite mezclado con albahaca fresca picada. Si no tienes que volver al trabajo o reunirte con alguien, como queda tremendo es añadiendo además un poco de ajo picado al aceite .

*Cuando menos aceite se le ponga a la sartén mejor, que la berenjena chupa todo el aceite que se le eche.