Tuesday

Experimento #3: torrijas low fat

Tercer experimento de alimentación sin grasa, baja en colesterol y suave para estómagos delicados como el mio. Las torrijas son el desayuno de mi infancia, cuando me cascaba sin problema yo sola un plato entero de ellas. Para poder hacerlo hoy tambien, que es mi cumpleaños, le he hecho una rebaja a la receta. Las torrijas son muy fáciles de hacer pero eso no quita el mérito de lo buenas que están. Es importante utilizar pan del dia anterior lo más artesano posible, nada de baguettes, cortado a rebanadas. Antes hemos puesto un poco de leche desnatada, un vaso o así, a calentar con una corteza de limón y un palo de canela. No hace falta que hierva, sólo que coja el gusto. Cuando nos parezca, apartamos la leche y la dejamos enfriar. Una vez fria, pasamos las rebanadas de pan por la leche para que se empapen bien, y las pasamos por clara de huevo batido. A todo esto tenemos una sarten con aceite caliente preparada para freir las torrijas. En el aceite se pone una corteza de limón, no sé bien bien porqué, herencias familiares. Se fríen las torrijas en el aceite hata que estén doraditas, se dejan escurrir un poco en papel de cocina y se pasan por un plato con azúcar previamente mezclado con canela. Como os podeis imaginar la receta original lleva leche entera y huevo batido, pero ésta está igual de buena. Mejor no batir mucho la clara de huevo para no levantar a punto de nieve. Y ya está, me he comido mis torrijas y me he autoregalado la biografia de David Bowie. ¿Qué más se puede pedir?

2 comments:

Trena said...

Doncs no es pot demanar més, però jo hi afegiré un: FELICITAAAAAAATS!!!

Lidia said...

:)
Gracies trena